PRV 124.1 - Por los cerros de Sinarcas


DATOS DE LA EXCURSIÓN

Fecha: Domingo 29 Abril 2007
Senderistas: 12 (Alicia, Amadeu, Benito, Blanca, Borja, Jaime, Marta, Miguel, Paco, Rafa, Ruth, Jose M.)
Lugar de inicio: Sinarcas
Hora de inicio: 10.20 h
Excursión: PRV-124.1
Duración: 2h 30m
Distancia recorrida: 10 km
Dificultad: Fácil

Recorrido: Centro de Turismo Rural Las Viñuelas - Cerro Carpio - Collado de los Cerros - Cruz del Manquillo - Cañada transhumante y viñedos - Las Herradas (caserío y pinares) - La Grana - CT Las Viñuelas

Mapa de la ruta:

Cómo llegar:

Ver ruta PRV 124.3.

Descripción de la ruta:

La ruta comienza en Sinarcas, en la calle que hay frente a la plaza principal, viniendo desde Valencia a mano derecha. Es fácil de reconocer porque en esa calle hay una señal que nos dirije al Centro de Turismo Rural Las Viñuelas. Seguimos por una calle que gira a la izquierda y nos conduce directamente al Centro de Turismo. A los pocos metros vemos un camino que se desvía a la derecha de la pista principal. Tomamos este desvío, y comenzamos el ascenso al Cerro Carpio, coronado por unas antenas que nos sirven de referencia. Pasamos una construcción de color blanco bordeándola por la izquierda, y seguimos el ascenso, dejando a nuestras espaldas bonitas vistas de Sinarcas.

Al alcanzar una arboleda hay que seguir el camino por la derecha, que después gira de manera brusca a la izquierda. Siguiendo las marcas y tras una media hora desde el inicio de la ruta (1.8 km) alcanzamos la cima del Cerro Carpio. En este punto, cuando salimos a la pista principal, hay que girar a la derecha, comenzando el descenso del Cerro. Pero antes recomiendo contemplar las vistas de Sinarcas y los campos que la rodean, con las montañas al fondo. Bonita estampa.

El descenso bordea el cerro por la parte oeste, y tras hacer un giro brusco a la derecha, seguimos recto por una pista bastante ancha hasta que encontramos los restos de un poste señalizador. Durante este tramo no hacer caso de unas señales que aparecen a mitad de descenso y que nos desvían a la derecha. Seguir recto. Como decía, al llegar al poste señalizador, girar a la izquierda y tomar el camino que está debidamente señalizado (39'). A la derecha dejaremos el Cerro San Cristóbal. Este camino nos deja a su izquierda primero viñas y despúes almendros, antes de entrar en una zona de pinada. Al cabo de unos 10 minutos (48', 3.1 km) encontramos otro poste señalizador, que nos desvía hacia la derecha en dirección a Las Herradas. A partir de este punto empieza la parte más bonita, un paseo entre pinos por una senda realmente encantadora. Este paisaje es el que nos acompañará durante casi el resto de la ruta.

Encontraremos cruces con otros caminos que no hay que tomar. Tras 20 minutos de agradable paseo (1h 10', 4.5 km), giramos a la izquierda y volvemos a adentrarnos en la pinada. En este punto paramos a almorzar. Tras reanudar la marcha, seguimos por una pista embarrada (consecuencia de las lluvias de los dos dias anteriores) siempre entre pinos. Después de otros 20 minutos de agradable paseo, llegamos a Las Herradas (1h 30', 5.8 km). Es este punto, la ruta rodea el caserío por su derecha, y nos encamina en dirección norte, para comenzar el camino de vuelta hacia Sinarcas. De nuevo, la ruta entre pinos hace las delicias de los senderistas. Seguimos en dirección norte, donde al cabo de unos 25 minutos pasamos por un refugio (1h 55', 7.3 km) que precede a una zona de viñas.

Tras atravesarlas, volvemos a la pinada. Al cabo de 10 minutos encontramos un poste señalizador (2h 05m). Nosotros seguimos por la senda que sigue recto y que bordea La Grana por su parte oeste. A partir de aquí ya podemos divisar a nuestra izquierda las antenas del Cerro Carpio. Así llegamos a la pista principal, donde giramos a la izquierda para volver al punto de incio de nuestra ruta (2h 30m, 10 km). Comimos en el restaurante del Centro de Turismo Rural Las Viñuelas (menú por 13 euros, que incluía: ensalada, 2 platos principales, postre, café, chupito y bebida).

Esta ruta me ha sorprendido gratamente por su paseo entre pinadas y por su excepcional colorido. La lluvia de los pasados dias ha humedecido el terreno, por lo que el olor a tierra mojada nos ha acompañado durante todo el camino. Muy recomendable para hacer con nanos (evitando el primer tramo de ascenso) o con bicicleta de montaña.

1 comentarios:

Rafa dijo...

Hoy he participado en esta ruta, muy fácil...