La Tinença - El Tossal dels Tres Reis


DATOS DE LA EXCURSIÓN
Fecha: Sábado 16 Junio 2007
Senderistas: 10 (Amadeu, Benito, Blanca, Clara, Jacobo, Jaime, Mar, Marta, Paco, Jose M.)
Lugar de inicio: Fredes
Hora de inicio: 10.15h
Duración: 5h
Distancia recorrida: 21.2 km
Dificultad: Fácil
Recorrido: Fredes - El Pinar Pla - Tossal dels Tres Reis - Sant Miquel d'Espinalvà - El Pinar Pla - Fredes (por GR-7)

Descripción de la ruta:
Salimos desde Fredes (1090 m) justo a la entrada de la población por la carretera, tomando la Pista del Caro que queda a nuestra izquierda. Seguimos esta pista (que va hacia el oeste) durante un tramo en ligero ascenso, y tras un giro a la derecha, nos encontramos con que la pista se bifurca hacia la izquierda. Nosotros seguimos recto, para alcanzar el Pinar Pla por Cantaperdius.



La pista nos conduce ahora en dirección norte hacia el Pinar Pla. La pista es ancha, y la vegetación dotaba de un verde intenso el paseo. Al cabo de aproximadamente una hora por la pista, llegamos al Pinar Pla sin más complicaciones (lo cual, tratándose de nosotros, fue todo un acontecimiento). Allí se encuentra el Mas del Ric de Fredes. Una cosa que a mí particularmente me sorprendió es el magnífico estado en el que se encuentran las fachadas exteriores de piedra de las masías. En cambio, por dentro están casi todas derruidas o en muy mal estado. En esta todavía se conservaba parte del piso superior. Desde aquí, si miramos hacia nuestra izquierda (norte), vemos la parte derecha del Tossal dels Tres Reis, claramente identificable por un cortafuegos.



Así pues, tomamos la senda que aparece justo antes del Mas hacia la izquierda, para encarar el Tossal. Al poco de tomar esta senda, llegamos a un cruce de caminos. En este punto hay que tomar de nuevo el camino de la izquierda, que nos adentra directamente hacia el monte. Ascendemos el Tossal por esta senda durante unos 30 minutos. Al principio, la vegetación es muy frondosa, pero justo antes de llegar a la cima, se abre para dejar paso a unas bonitas vistas del Tossal d'en Cervera, que aparece al otro lado del Mas. Una vez alcanzamos la cima del Tossal dels Tres Reis (1351 m), también podemos disfrutar de las panorámicas que nos ofrece este simbólico punto. Un poste con la senyera cuatribarrada nos recuerda que este punto es el vértice convergente de Valencia, Aragón y Catalunya.



Tras almorzar en este punto, decidimos seguir hasta el Monasterio de Sant Miquel d'Espinalvà, que se encuentra al norte del Tossal. Para ello descendemos del Tossal por una pista que aparece a la izquierda del lugar por el cual llegamos, y que al poco se bifurca. Nosotros tomamos el camino de la derecha. La pista sigue en descenso durante casi una hora hasta dejarnos en Sant Miquel sin ninguna novedad que destacar.



El monasterio es otro lugar que bien merece la pena visitar. Habitado hasta hace unos 30 años, todavía se puede contemplar los restos de lo que llegó a ser este lugar. Las estructuras siguen en pie, a excepción de algún que otro techo y piso superior. Las vistas que nos ofrece este lugar del Barranc del Racó de Patorrat también merecen su visita (foto al pie del título de esta ruta).




Para la vuelta intentamos ir esta vez por la parte izquierda de la Punta Torroja, pero el camino se pierde de manera brusca a unos pocos metros del monasterio. Así que no nos quedó más remedio que volver por donde habíamos venido. Así, visitamos de nuevo el Tossal dels Tres Reis, esta vez acompañados por una fina lluvia que, al menos a mi, me encantó, y descendimos el Tossal con mucho cuidado, pues las rocas estaban mojadas y el terreno resbaladizo. Aprovechamos para tomar alguna foto de la vegetación de la zona (cortesía de Clara).



Una vez alcanzamos de nuevo el Pinar Pla, decidimos volver a Fredes por el GR 7. Para ello, seguimos por la pista que nos había traido hacia el Mas, y al poco nos desvíamos a la derecha, siguiendo las marcas del GR. A partir de aquí, seguimos la pista que nos lleva por un bonito camino de herradura, prácticamente horizontal, que atraviesa un bosque de carrascas, siguiendo sobre elevadas cornisas las escarpadas laderas del Barranc del Salt. El último tramo del GR se encuentra bien definido a ambos lados por un muro de piedra. Así continuamos hasta alcanzar Fredes al cabo de aproximadamente una hora desde el Pinar Pla.


En resumen, ruta sencilla, a excepción tal vez del ascenso y descenso al Tossal, pero sólo debido a la lluvia que nos caía. El resto, senda tranquila y agradable.