Valle de Benasque - Ruta 1

Ruta 1: De paseo por Benasque y Cerler

El valle de Benasque
El valle de Benasque se sitúa en el centro del Pirineo, flanqueado a ambos lados por los conjuntos montañosos de Posets y de la Madaleta.



La Maladeta, también conocida como Montes Malditos, es un conjunto de elevadas cumbres que tiene como máximo exponente el pico del Aneto. La palabra Maladeta designa un macizo que comprende varios picos con este mismo nombre: Maladeta Oriental, Maladeta Central y Maladeta Occiental. Lo que da nombre a los Montes Malditos su emocionante intensidad de expresión son sus collados, que están a una altura sólo superada a duras penas por las más altas cumbres.

Durante muchos años, la Maladeta fue una montaña solitaria y maldita y nadie se atrevía a aventurarse hasta las altas cimas. Los primeros españoles que llegaron al punto culminante de la Maladeta fueron Ramiro Busquet, José Sayó y Antonio Mir el 5 de Agosto de 1902. Diez años antes, en 1892, esta montaña recibió la visita de Verdaguer y en 1897 una brigada de artillería enviada por el comandante Oliver, con mulos y cañones dio la vuelta al macizo.

Parque Posets-Maladeta

Declarado Parque en 1994, con una extensión de 33.267 ha, con la finalidad de salvaguardar sus valores naturales, vegetación, flora y formaciones geomorfológicas. Destacan como monumentos naturales los trece glaciares, con cerca de 350 ha en los macizos Posets, Perdiguero y Maladeta.

El parque alberga el mayor número de cumbres que superan los 3000 m.; la naturaleza ha sido pródiga en bellezas y altitudes. Distribuidos por el Valle hay más de 95 lagos de origen glaciar (Cregüeña, Batisielles, etc.) de distintas dimensiones y características, con múltiples cascadas.

Benasque

Benasque (2124 hab - 1140 mts.) es un municipio de la provincia de Huesca (España), situado en el corazón de los Pirineos a 143 km de la capital en dirección noreste. Pertenece al partido judicial de Boltaña y forma parte de la comarca de La Ribagorza.

Benasque (Benás, en patués, lengua autóctona de la zona) es la capital histórica del valle que lleva su nombre, y actualmente un centro turístico de gran relevancia, con variada infraestructura hotelera. En Benasque se pueden comprobar dos zonas muy diferenciadas: la parte antigua, en torno a las plazas Mayor y la del Ayuntamiento, y la parte nueva, con edificios, apartamentos, comercios, etc. recientemente levantados.


El casco antiguo está lleno de escudos heráldicos, de restos renacentistas y de arcadas góticas; el perderse por las calles de Benasque, es comprobar la misma ruta de paso de la historia, de la zona antigua, con sus calles tradicionales, a la zona nueva.


Cerler

Saliendo de Benasque, a 2 km de distancia encontramos el desvío que nos lleva a Cerler. Desde este punto hasta el pueblo comienza un tramo de carretera en ascenso con fuerte pendiente. Las vistas del valle que se pueden contemplar desde distintos puntos de la carretera son espectaculares. De hecho, hay un mirador casi llegando a Cerler desde donde es muy recomendable hacer algunas fotos paisajísticas.

Cerler (120 hab - 1540 m) es un pueblo más pequeño que Benasque, pero también tiene mucho encanto. Rápidamente se observa la influencia de la estación de esquí en el pueblo, pues desde casi cualquier punto del mismo se puede divisar.


El pueblo de Cerler, perteneciente a la Villa de Benasque, existÍa mucho antes que las pistas de esquí. Aparece citado en el siglo IX, pero hay muy poca documentación, lo cual impide historiarlo. Este pueblo cuenta con numerosas casas nobles del siglo XVI.

1 comentarios:

Ribes dijo...

Hola! Este septiembre tambien estube en Benasque, fuimos a subir el Aneto, por Coronas, una pasada. Tienes un blog muy logrado, gracias a tus apuntes te ire siguiendo los pasos por la C. Valenciana, si me antes me faltaban propuestas ahora ya no.