Valle de Benasque - Ruta 4

Ibón de Cregüeña


DATOS DE LA EXCURSIÓN

Fecha: Miércoles 9 Agosto 2006
Senderistas: 2 (Jose C., Jose M.)
Lugar de inicio: Plan de l'Acampamén
Hora de inicio: 9.40 h
Excursión: Ibón de Cregüeña
Tiempo andando: 5h 40m*
Distancia recorrida: 13.3 km aprox.
Desnivel: 1140 m
Dificultad: Media-Alta

* Sin contar ningún tipo de parada

Recorrido: Plan de l'Acampamén - Solana de Cregüeña - Ibón de Cregüeña

Mapa de la ruta:


Descripción de la ruta:

Más de 1100 metros de desnivel !!!!!!! Esto resume esta excursión. De los más de 13 km de recorrido, quitando unos 200 metros en la Pleta de Cregüeña, el resto se reparten entre subida y bajada.

La ruta comienza nada más cruzar el puente de l'Acampamén (1496 m), a mano izquierda. Y desde el primer metro de excursión ya se puede intuir cómo será el resto. Subir, subir y subir. La ruta se puede dividir en tres partes. La primera transcurre por una senda de fuerte pendiente, rodeada de frondosa vegetación, hayas y pinos principalmente, y remontando el río Cregüeña, cuyo sonido no nos abandona en todo este tramo de ascenso. Este primer tramo está bastante resguardado del sol debido a la altura y cantidad de árboles. Es interesante parar en algún punto de la subida a contemplar algunos de los saltos de agua que nos brinda el río.

Tras una hora de duro ascenso llegamos a la Pleta de Cregüeña (2020 m), donde es recomendable parar y coger fuerzas para lo que queda, que no es poco. Esta planície es el segundo tramo de la ruta. Desde aquí podemos contemplar las vistas de las montañas que nos rodean, y también echar un vistazo al pico que vamos a ascender. A simple vista, parece imposible que vayamos a ascender por esa montaña llena de rocas, pero así es. Tras coger fuerzas, retomamos de nuevo la ruta.

Después de unos 10 minutos que nos cuesta atravesar el llano, comienza de nuevo el ascenso. Este tercer tramo de la ruta se puede dividir en dos partes. La primera parte de este ascenso transcurre entre pinos, aunque no tan frondoso como la parte del principio. El suelo es de tierra, raíces de árboles y piedras. A medida que vamos ascendiendo el cansancio empieza a hacer mella en nuestras piernas, y de tanto en tanto paramos a tomar aire y relajar músculos.

Tras una hora aproximadamente desde la Pleta, comienza la segunda parte de este ascenso. Los pinos que nos daban cobijo del sol desaparecen, y tan solo queda el paisaje de las rocas desnudas a nuestros pies. Desde aquí hasta el final, iremos de roca en roca siguiendo las señales de piedra que indican por dónde debemos continuar. En muchas ocasiones cruzamos por tramos en donde un resbalón puede ser fatal, pero aunque suene muy dramático, no hay mucho peligro. Las vistas de la Pleta a medida que ascendemos son hermosas.

A los 40 minutos de ascenso por rocas en dirección sur-este se puede divisar a la izquierda el Ibonet de Cregüeña. A partir de aquí nos tendremos que ayudar ocasionalmente de las manos para "escalar" las rocas. Veinte minutos después coronamos la montaña y divisamos el Ibón de Cregüeña (2638 m), que es el mayor ibón de la Maladeta. 20 minutos más rodeando el ibón entre rocas por la izquierda, encontramos una zona casi paradisíaca, con aguas transparentes, cobijados del fuerte viento que soplaba a rachas, donde pudimos comer con total tranquilidad. En total han sido 3 horas y casi 20 minutos de ininterrumpido ascenso, pero el esfuerzo ha valido la pena, y si no, a las fotos me remito.

El descenso también es duro, pues la pendiente es muy pronunciada. A tramos también es aconsejable y casi necesario ayudarse de las manos. Las rodillas se resentirán al cabo de más de dos horas de descenso vertiginoso, y mucho más si lo haceis a la velocidad que lo hicimos nosotros. Tras casi 6 horas de caminata, llegamos al punto donde comenzamos la ruta, sanos y salvos.
En resumen, esta excursión nos recordó por su dureza y fuerte pendiende a la de la Senda de los Cazadores en el valle de Ordesa. Eso sí, tanto Jose C. como yo estamos de acuerdo en que esta ruta supera en dureza a aquella, y eso lo resume todo.